Saltar al contenido

Qué pasa si me pongo miel y aceite de oliva en la cara

La miel se ha usado desde hace tiempo en la hermosura femenina, siendo usada por Popea, mujer del emperador Nerón, para dejar su rostro mucho más terso y joven, y por Ana de Inglaterra para humectar el pelo con sus características revitalizantes y también que hidratan. La miel contribuye enormes provecho a la piel merced a sus características nutritivas, antiinflamatorias y bactericidas, que la transforman en un increíble cicatrizante y un fantástico nutriente para la piel y los nervios subcutáneos. Además de esto, tiene otras características como calmante, humectante y tonificante. El sol hace un rápido declive de la edad con aparición de sequedad y descamación en la piel. En estas situaciones, es aquí donde la app de la miel sostiene la piel intensamente hidratada. Además de esto, la miel asimismo se usa como limpiador o como regenerador de la piel merced a sus características antioxidantes. Aun es un ungüento increíble para las quemaduras. Por este motivo, la firma La Chinata muestra una gama de artículos idónea para regenerar la piel tras una exposición prolongada al sol.

Plus

  • Mezcla en una botella una migaja de Vitamina C (increíble para la piel) y unas gotas de tu aceite fundamental preferido y aplica sobre el cara como una máscara. El árbol del té es mi preferido. Asimismo puedes evaluar con incienso, lavanda, menta, eucalipto, argán…
  • Si tienes espinillas eventuales, prepara la próxima mezcla para utilizar sobre la región perjudicada: añade a la miel bastante canela hasta conformar una pasta y añadir una migaja de nuez moscada. Asimismo se puede emplear como mascarilla, dejar accionar de diez a 15 minutos.
  • El limón es increíble para alumbrar el tono de la piel y, transcurrido el tiempo, asiste para aclarar las máculas solares y las fabricantes de acné. Mezcla el jugo de medio limón y 2 medidas de cuchara de miel. Dejar accionar sobre la piel de 15 a 20 minutos.
  • Y si el coco preferido de todos te va bien, prepara una mascarilla por igual de miel y aceite de coco y déjala accionar de 15 a 20 minutos.

Para finalizar, la miel se puede emplear como champú. Si el procedimiento de no realizar caca no funcionó para tu pelo, procura lavarte la cabeza con miel. Pienso que es idóneo para la gente que procuran un procedimiento mucho más despacio y que tienen el pelo mucho más fino y sensible. Sencillamente revuelva una cucharada de miel con bastante proporción de agua y coloque sobre su pelo.

Mascarilla casera con aceite de oliva y miel

Si andas fatigada de gastarte bastante dinero en cremas y productos cosméticos para el precaución de la piel, con este truquito con aceite de oliva y miel lo lograrás. los desenlaces que estabas intentando encontrar para tu cutis.

La preparación es muy afín a la de la mascarilla previo, pero en esta ocasión solo agregaremos 2 medidas de cuchara de aceite de oliva a fin de que la masa quede mucho más compacta. Tras lavar y secar bien la cara, vamos a aplicar el brebaje y vamos a dejar que lleve a cabo su trabajo a lo largo de 30 minutos. Pasado este tiempo, vamos a proceder a lavar nuevamente la cara y vamos a repetir esta acción 2 o tres ocasiones a la semana. Con esto conseguiríamos humectar nuestra piel y el cutis luciría estable y terso.

Pasos para realizar la crema de miel y aceite de oliva

Para iniciar, debemos combinar la miel y el aceite de oliva hasta el momento en que la mezcla quede homogénea.

Entonces aplicamos una cubierta muy fina sobre nuestro rostro y dejamos accionar unos 30 minutos.

Preparación

  • Primero, añade los 2 elementos en un envase, y mézclalos hasta conseguir un producto homogéneo.
  • Ahora, limpia tu rostro y aplica la mascarilla hasta cubrirla con una fina cubierta de producto.
  • Entonces dejar accionar 30 minutos y enjuagar.
  • Al final, reiterar su empleo 2 o 3 ocasiones a la semana.

Los ácidos grasos del aceite de oliva se unen con los antioxidantes del aceite de coco. De esta forma, conseguimos máscaras antiedad a partir de aceites cien% naturales, según este estudio efectuado por la Facultad Chang Gung (Taiwán).

Settings