Saltar al contenido

Qué pasa si me pongo aceite de coco en la cara de día

El aceite de coco es abundante en ácidos grasos sobresaturados, con lo que es sólido a temperaturas inferiores a unos 27ºC. Las grasas animales, asimismo llamadas sebo, son sólidas a temperatura ámbito y corporal, al paso que la mayor parte de los aceites vegetales son líquidos por el hecho de que su composición está dominada por ácidos grasos monoinsaturados o poliinsaturados.

Esto quiere decir que el aceite de coco puro se comporta de forma afín al sebo que genera nuestra piel para protegerse del medioambiente y es extraño en pieles secas. Las pieles grasas y con inclinación acnéica, por contra, no tienen que usar aceite de coco puro pues, exactamente la misma el sebo animal, esta grasa vegetal es comedogénica.

De qué forma usar el aceite de coco para las arrugas

En el momento de tratar las arrugas, el aceite de coco se puede usar sencillamente, simple y simple de esta manera que lo haríamos como sérum facial. Esto quiere decir que es viable aplicarlo en la cara una o un par de veces cada día, cuando menos hasta el momento en que se vea alguna optimización en la hondura y extensión de las arrugas y las arrugas en la cara. ‘expresión.

Conque entre las opciones mucho más simples es esencialmente utilizar una pequeña proporción de aceite de coco y aplicarlo uniformemente sobre la piel del rostro, enfocándose singularmente en las áreas donde se han formado mucho más arrugas o líneas finas. expresión. Eso sí, antes de realizar esto, merece la pena haber limpiado intensamente la piel, a fin de que nuestro aceite logre marchar mejor.

Las ventajas

El aceite de coco es abundante en ácidos grasos, siendo el ácido láurico el mucho más dominante. Su perfil terminado puede favorecer la piel que padece de irritación, sensibilidad y brotes de acné.

En verdad, el ácido láurico tiene características contra las bacterias, antivirales y antifúngicas, y su contenido elevado en lípidos puede contribuir a apresurar el desarrollo de curación de la piel.

Si tiene mal de garganta

Trague una cucharada de aceite de coco por lo menos tres ocasiones cada día para aliviar el mal.

Tras desmaquillarte y lavarte la cara, sécala bien y unta un tanto (poquísimo, te puede salir aproximadamente una bola del tamaño de un guisante) de aceite por toda la cara.

3 – Exfoliante facial y corporal

Los ácidos grasos que lo conforman ahora actúan como regeneradores celulares, pero el poder exfoliante se puede progresar con recetas fáciles, agregando la substancia granular.

Si vives en una zona cálida, donde el aceite de coco se regresa líquido a temperatura ámbito, déjalo en el refrigerador hasta el momento en que se solidifique, puesto que la textura mantecosa conseguida va a ayudar al desarrollo de ‘exfoliación’.

Settings