Saltar al contenido

Qué pasa si me lavo la cara y no me la seco

El limón es popular por sus características astringentes y desinfectantes y actúa como blanqueador natural, pero asimismo se identifica por su contenido elevado en vitamina C, antioxidantes y compuestos que regulan la acidez y benefician la supresión de grasas .

Estos son ciertos avisos para explotar al límite el limón:

Mantén apartados los gérmenes

En vez de ponerte algo en la cara para exfoliar, es Lo destacado es usar un producto cosmético de ácido glicólico que te asista a remover toda esa piel fallecida sin la necesidad de frotarla. Si este género de substancias son bastante fuertes para tu género de piel, prueba una opción alternativa mucho más frágil o aun mezclas naturales que podrías realizar en la tranquilidad de tu hogar. Como conclusión, lo idóneo es tener múltiples piezas en la habitación para emplear en el momento del baño: una para el cuerpo, otra para el pelo si es requisito, una para la cara y otra para los pies. De esta manera, eludimos al límite la polución. No obstante, si te andas preguntando si tendrás problemas médicos empleando exactamente la misma toalla para todo el cuerpo, la contestación es no, es sencillamente una cuestión de limpieza y prevención, singularmente para la gente con piel sensible. Ten en cuenta que cada cual debe tener su toalla, ponerle el nombre a cada una o un diseño en concreto es una increíble forma de discriminarlas y en Planeta Personalizado nos encantaría guiarte con eso. Aguardamos que hayas aclarado tus inquietudes sobre si está bien emplear la toalla de baño para secarte la cara, en este momento danos tu opinión sobre el tema, ¿cuántas toallas empleas tras la ducha? Déjanos tus comentarios y si te ha dado gusto este producto no tengas dudas en compartirlo por medio de tus comunidades.

¿Qué tan limpia ha de estar tu piel?

Eso no significa que debas ser bastante brusco al adecentar tu piel o que debas emplear modelos que procuren remover todo microbio en ella, como jabones antibacteriales por servirnos de un ejemplo.

Es esencial sostener un equilibrio entre suavidad y efectividad en el momento de adecentar. ¿De qué manera? Utiliza limpiadores hechos particularmente para tu género de piel (grasa, seca, mezclada o sensible), emplea agua no muy caliente a lo largo del desarrollo e impide esponjas o cepillos que logren irritar tu piel.

¿Qué ocurre si te secas la cara con papel?

En el momento en que nos secamos la cara con una toalla, transportamos todas y cada una de las bacterias amontonadas en nuestra piel. Como resultado, los poros se contaminan y obstruyen, lo que hace la aparición de puntos negros y acné.

Settings