Saltar al contenido

¿Qué pasa si lavo mi pelaje cada 1 semana?

El precaución y precaución del pelo no solo sucede en la ducha. Entre un lavado y el próximo, hay cosas que puede realizar para sostener su limpieza y fachada, y resguardarlo de daños.

«Pienso que la higiene del pelo es esencial. De la misma la higiene de la barba, hay que proteger la piel de debajo», afirma Rossi. «Hay que cuidaralla y peinarlo (el fur). Eso afloja las cèlues fallecidas de skin, los restos. Si puedes, humidécelo». El agua ardiente tiene sus pros y sus contras en el momento de limpiar el pelo. Si disfrutas bañarte con agua ardiente, ten presente que la temperatura alta sostiene los poros libres, lo que desgasta la raíz y hace frizz o rotura. Si bien asimismo es verdad que asiste para remover el exceso de grasa del pelo. Las duchas con agua fría son las mucho más recomendadas, en tanto que asisten a sellar los poros y las cutículas del pelo, eludiendo que la mugre y la grasa se incorporen al cuero cabelludo, aparte de impedir la deshidratación. Además de esto, al acrecentar la circulación de la sangre en esta región, se crea un incremento de la oxigenación que deja que el pelo esté mejor nutrido. No obstante, para la gente con pelo fino es contraproducente, en tanto que la baja temperatura reduce su volumen natural. Lo idóneo es limpiar el pelo con agua no muy caliente, en tanto que a esta temperatura la mugre y los restos amontonados se suprimen de forma fácil.

  • La cantidad habitual de champú es del tamaño de una almendra para pelo corto o un tanto mucho más si tienes pelo largo.
  • Distribuye el jabón por todo el pelo, masajea tu cuero cabelludo, entonces emplea esta espuma para frotar tu pelo intensamente hasta las puntas y a lo largo de unos cinco minutos. Ciertos estilistas aconsejan lavarlo un par de veces, especialmente si es un régimen; el primero para adecentar y el segundo para absorber nutrientes.
  • Es esencial aplicarlo en su integridad, aun si empleas acondicionador; a la inversa, favorecerás la aparición de grasa.
  • En el momento en que te seques el pelo, no lo frotes, pues podrías dañar las cutículas que dan brillo y suavidad a tu pelo. Lo aconsejable es poner una toalla sobre el pelo y masajearlo con movimientos circulares con la yema de los dedos. En la situacion del pelo largo, es suficiente con apretar las puntas.
  • Otro consejo es no reposar jamás con el pelo mojado y desenredarlo en el momento en que está húmedo, por el hecho de que es mucho más frágil en el momento en que está seco. Asimismo evite emplear secadores todos los días; para eludir esto, use cremas que hidratan para impedir la sequedad.

Otros consejos pilíferos

  • Limpiar el pelo con agua no muy caliente: el agua ardiente impulsa las glándulas sebáceas, con lo que es preferible llevarlo a cabo con agua no muy caliente o fría para ayudar a mismo tiempo una mayor iluminación.
  • La manera de lavarlo asimismo es primordial para eludir dañar innecesariamente la fibra capilar: el trámite mucho más conveniente, según los dermatólogos, es lavar el cuero cabelludo, no el pelo. Si procuras lavarte el pelo y sacar la mugre o el resto de modelos de fijación. El resto del pelo se puede adecentar con la espuma que cae sobre él.
  • Si secas tu pelo con secador: impide temperaturas altísimas sobre pelo muy húmedo. Además, se aconseja acostarse con el pelo seco, en tanto que la humedad puede beneficiar la aparición de hongos que con el tiempo se transforman en caspa.
  • En lo que se refiere al género de peine: emplea peines de dientes anchos y cerdas de jabalí y de nailon antiestático, que desenredan y dañan el pelo (impide llevarlo a cabo con el pelo bastante húmedo, en tanto que es mucho más sensible a romperse).

Frente cualquier duda relacionada con el pelo, solicitud a un dermatólogo. En AFOMEFA tenemos los más destacados expertos para arreglar todos tus inconvenientes.

Settings