Saltar al contenido

Que no te molestes en lavarte el pelo

Es verdad que lavarse el pelo no posee mayores adversidades, pero un óptimo o mal lavado puede tener repercusión de manera directa en la salud de tu pelo. De ahí que, nos agradaría compartirte ciertos consejos que te podrían asistir bastante en tu rutina de precaución del pelo.

  1. Antes de nada, todo es requisito para detectar el shampoo y acondicionador según tus pretensiones, así sea para pelo graso, habitual o seco, teñido, dañado, entre otros muchos. Hay un cosmos de pretensiones y modelos, lo esencial es detectar el producto conveniente para ti.
  2. Para comenzar a empapar el pelo con agua fría o tibia, jamás apliques agua muy ardiente por el hecho de que, de la misma pasa con los secadores y las planchas, las elevadas temperaturas del agua dañan la fibra capilar. (Si antes de humectar tu pelo debes peinarlo con fijador o gel, lo idóneo es peinarlo en seco para hacer más simple el lavado de tu pelo).
  3. Entonces aplica en la palma de tu mano la proporción de shampoo preciso para adecentar tu pelo (no coloques bastante pues lo que nos importa es adecentar el pelo, el resto del pelo esta en desarrollo de adecentar con la espuma que se crea al frotar el pelo), estimular con las manos delicadamente para remover la mugre, entonces seguir a enjuagar el pelo.
  4. A veces es ideal utilizar un segundo lavado a fin de que los principios activos penetren mejor en el pelo y faciliten una limpieza completa. Entonces enjuague bien, siempre y en todo momento con agua fría o tibia. La proporción de shampoo a utilizar siempre y en todo momento va a depender del largo y proporción de pelo, pero la palma de tu mano puede ser una increíble medida, puesto que lo idóneo es no sobrepasar el tamaño de una moneda o una cuchara.
  5. Una vez aclarado el pelo, es ideal utilizar un acondicionador o una mascarilla capilar, si es requisito. Utilizar siempre y en todo momento sobre el pelo húmedo y sin exceso de agua, idealmente remover el exceso presionando delicadamente el pelo desde la nuca hasta las puntas con una rápida presión. Entonces aplica el producto de medios a puntas, jamás en el cuero cabelludo a fin de que no sature el pelo. Al final enjuagar.
  6. En el momento en que hayas terminado de lavarte el pelo, sécalo, en tanto que el pelo mojado es muy sensible y puede dañarse si lo frotas con una toalla. Lo idóneo es apretar delicadamente con una toalla desde el comienzo hasta las puntas para remover el exceso de agua y después cepillar delicadamente para eludir daños y rupturas.

De qué manera lavarse el pelo adecuadamente

Toda vez que te laves el pelo, recuerda los próximos consejos:

  • Si te lavas el pelo el pelo cada día, hazlo con un champú despacio, o sea, con un pH neutro y usando la mínima cantidad viable. Asimismo puedes lavarlo con un champú sin sulfatos que tiene menos poder detergente y solamente reseca.
  • Si tienes el pelo mucho más graso, puedes emplear una loción capilar exfoliante antes del champú con un pH sutilmente ácido para no debilitar el pelo. Esta clase de producto asiste para supervisar la regulación y producción de sebo.
  • Tras el lavado, se aconsejan acondicionadores para toda clase de pelo. Contribuye a suavizar, humectar, añadir brillo y eludir el encrespamiento y los embrollos, tal como el quiebre y la caída del pelo gracias a los tirones. Por otra parte, cada diez días, se aconseja emplear una mascarilla para humectar intensamente el pelo en vez del acondicionador (recuerda no utilizar los 2 artículos juntos). La mascarilla debe aplicarse de medios a puntas, jamás en la raíz.

¿Cuántas ocasiones por semana te lavas el pelo?

Hábitos de vida como ir al gimnasio, procesos hormonales como los que se dan a lo largo del período menstrual, o integrar el ambiente en el que vivimos, no es exactamente lo mismo vivir en una enorme localidad donde hay mucha polución de llevarlo a cabo en entornos con aire mucho más limpio, tienen la posibilidad de incidir de forma directa en la mugre de nuestro pelo. Debemos estimar todos estos causantes y sobrios para utilizar el los pies en el suelo que, como todo, la virtud está de manera equilibrada.

Si nos lavamos el pelo en demasía, suprimimos los aceites naturales que alimentan nuestro pelo y tenemos la posibilidad de ocasionar un desequilibrio y un efecto choque realizando que se vuelva mucho más graso. Por otra parte, tampoco es saludable eliminar la mugre del pelo y bastante menos a lo largo de múltiples días, puesto que esta acumulación de sebo en nuestro cuero cabelludo puede tapar los folículos y también evitar el desarrollo de pelo nuevo, aparte de debilitar el pelo y lograr que vuelva a medrar mucho más fina

¿Procedimiento útil o historia de historia legendaria urbana?

«Al comienzo fue duro. Pasé por tres meses de pelo horrible, seguido de un par de meses de pelo habitual. Pero en este momento tengo un pelo fantástico», Lucy AitkenRead (el defensor viral británico del procedimiento «No Poo») confesó a la BBC. No entendemos de qué forma lo logramos si este resultado final fue el resultado de no lavarse el pelo o duraría para toda la vida… Pero la contestación unánime de los especialistas consultados no deja rincón a inquietudes: nos encontramos frente a un genuino mito capilar. que ha desprestigiado a lo largo de años y desmantelado “El pelo que no se lava con tensoactivos proseguirá generando grasa Y el agua sola no puede arrastrar la fata”, sentencia definitiva la Dra. Meyer en S Moda. Y podría ser peor: «Tras múltiples semanas de lavado, el exceso de grasa va a haber encapsulado las células fallecidas provocando picor, fragancia y un caldo de cultivo de bacterias. Además de esto, tras múltiples meses, los folículos pilosos podrían obstruirse, impidiendo que el pelo se seque». medrando y haciéndolo enclenque y quebradizo”, añaden los especialistas de Mayo Clinic.

Settings