Saltar al contenido

¿Qué mejor manera de nutrir o hidratar el cabello?

En el momento en que el pelo tiende a estar dañado pues ha causado daños: Agresiones ajenas como exceso de sol, viento, abuso de herramientas de calor… Los daños tienden a ser inferiores, pero es requisito restaurarlos del agua perdiendo a causa de est exposiciones cotidianas. Ojo con una hidratación excesiva, puede dar peso al caballo, con lo que este perderá su movilidad.

Hidrata si notas un pelo retorcido, opaco, bien difícil de peinar y desembrollar.

¿Y exactamente en qué radica alimentar el pelo?

La nutrición es un régimen apoyado en volver a poner los nutrientes grasos o lipídicos del pelo, o sea, “nutrirlo”. Ciertas señales de que tenemos la posibilidad de señalar una falta de nutrición son el frizz y el exceso de volumen.

En la composición del pelo hay proteínas y lípidos, grasas naturales, que se dedican a alimentar el pelo y ofrecerle brillo. De este modo, van a ser idóneas los modelos que contengan aceites como elementos primordiales, como el argán, el coco, el aceite de oliva, los derivados del trigo y la mantequilla.

Mascarilla humectante

Otro procedimiento muy frecuente son las máscaras pilíferos, que tienen multitud de provecho, como la hidratación, la luz o la iluminación.

Asimismo resguardan el pelo de los daños ocasionados ​​por la coloración o la exposición prolongada al sol, previenen la caída y benefician el desarrollo del pelo. La mascarilla ideal es emplearla como máximo una vez a la semana si el pelo está muy dañado y como máximo una o un par de veces por mes en el momento en que el pelo está en estupendas condiciones.

Si puedes, impide calentar herramientas como secadores y planchas

La utilización elevado tanto del secador como de la plancha (o utilizarlos incorrectamente) puede dañar con seriedad el pelo. Si lo realiza, coloque asegurador térmico primero para resguardarlo de las elevadas temperaturas. Aprende a llevarlo a cabo adecuadamente en nuestros productos sobre de qué forma secar y planear el pelo adecuadamente.

Si bien logre sonarte extraño, un modo de vida bastante agotador y/o con hábitos poco saludables (fumar, tomar alcohol, proseguir una dieta desequilibrada…) asimismo influye en la salud y el aspecto de nuestro pelo. Relájate, deshazte de los pésimos hábitos y descansa cuando menos 8 horas para beneficiar la regeneración celular.

Contenido

  • 1 Hydratar el pelo
  • 2 Alimentar el fur
  • 3 Arreglar el cable
Settings