Saltar al contenido

Qué es mejor la sal o el azúcar para exfoliar

Los exfoliantes de sal y azúcar son tratamientos que verdaderamente marchan, y son los mucho más simples de llevar a cabo. No solo el aceite de oliva y el azúcar exudan agradables, sino el aspecto exfoliante deja la piel con una sensación fría y vibrante, aparte de una sensación súper despacio y con un fragancia increíble.

Pero entre los enormes secretos es por qué razón cuestan tanto en las tiendas, en el momento en que es verdaderamente económico hacerlos. Hacerlos en el hogar asimismo le ahorra todos y cada uno de los envases contaminantes y garantiza que los elementos sean de calidad y libres de químicos.

Exfoliante labial Sugar Mint

Entre los mayores provecho tópicos de la menta son sus características astringentes, que limpian, cierran los poros y tonifican la piel de manera natural. La menta por sí misma es suficientemente vigorosa para remover las células fallecidas de la piel y, combinada con azúcar glas, es el doble de vigorosa.

Diferencias entre el azúcar y la sal marina como exfoliante de la piel

Si bien es común y frecuente que los dos elementos se empleen por igual en la elaboración de diferentes recetas de hermosura para exfoliar nuestra piel de manera natural, lo cierto es que muchas personas elige el azúcar a la sal marina.

¿Por qué razón? Esencialmente pues tiende a no resecar la piel ni agredirla, cosa que sucede con la sal marina en tanto que si exfolia en hondura tiende a remover la humedad que se encuentra en las distintas células de la piel, resecándola frecuentemente en demasía.

Exfoliante casero de azúcar moreno y vainilla

Este exfoliante es muy usado pues es una combinación muy humectante.

  • Azúcar: En un caso así vamos a usar media taza de azúcar moreno.
  • Vainilla: Puedes emplear gusto a vainilla o vainas de vainilla, si bien la textura es muy distinta.
  • Coco: emplea aceite de coco, una cucharada chica pequeña. Procura llevar a cabo la primera presión de aceite.

Sal: ¿va a ser buena para exfoliar?

La sal tiene dentro granos mucho más gruesos que el azúcar y de ahí que no se aconseja para pieles mucho más sensibles. No obstante, es especial no solo para esos con piel mucho más gruesa, sino más bien asimismo para áreas mucho más ásperas como codos y rodillas. Asimismo se aconseja utilizarlo una vez a la semana.

Fotografía: Christina Rumpf en Unsplash

Settings