Saltar al contenido

Qué debo comer para tener una piel de porcelana

Aparte de destacar la tradición de este país milenario, hay que estudiar de la manera de vida de la mujer, ya que con pequeños trucos de hermosura alcanzan una piel de cerámica digna de contemplar. No es ningún misterio que la piel de las mujeres asiáticas pertence a las especificaciones físicas mucho más envidiadas por el resto del mundo. Por poner un ejemplo: las coreanas tienen a su predisposición los productos cosméticos mucho más poderosos de todo el mundo, las niponas tienen las cremas mucho más replicadas; No obstante, las chinas llevan siglos usando prácticas de hermosura que bien podríamos copiar.

Provecho del colágeno en la piel

El colágeno es una proteína fundamental para la piel que evita las arrugas o retrasa la aparición de las temidas líneas de expresión, contribuye a humectar la piel, suprime las estrías fabricantes, ofrecer solidez a la piel, batallar la celulitis y achicar las máculas ocasionadas por el acné y el daño del sol.

Por su lado, la vitamina C es un nutriente que da enormes provecho antiedad, contribuye iluminación al rostro, regula el sebo de la piel y además de esto es eficiente contra las arrugas y arrugas. expresión.

Pescado azul

A este conjunto forman parte el salmón, la sardina, el atún, las anchoas, el bonito y la caballa. Poseen bastante ácido graso omega 3, que permea y optimización el desempeño celular, además de esto, es antiinflamatorio y desinflama la piel. Es conveniente comer pescado azul al vapor, al horno, hervido o asado, pero no frito.

Entre los antioxidantes mucho más ventajosos para nuestra piel es el selenio, que está en buenas proporciones en los cereales integrales y cereales integrales. Al consumir pasta, pan o arroz integral, protegerás tu piel de la polución ambiental. Además de esto, mejoran la flexibilidad de las capas mucho más ajenas de la piel.

Mucho más antioxidantes

La esteticista García sugiere incluirlos desde dentro por medio de la nutricosmética y la nutrición, y desde fuera, con la cosmética. Las primordiales son las vitaminas C y Y también, que resguardan las células y también inhiben la cascada oxidativa producida por las agresiones ajenas. “De este modo logramos que cada renovación celular sea una fotocopia de una célula buena y no de una célula dañada, y además de esto protegemos los fibroblastos y hacemos mejor la síntesis de colágeno”, asegura el especialista.

Para la dermatóloga es primordial eludir al límite la exposición al sol, no fumar, reposar mucho más de 7 horas cada día y proteger la nutrición. Marta García añade los indispensables para protegerse de la luz aparente o azul que emiten los gadgets electrónicos, merced a los escudos tecnológicos y SPF.

Settings