Saltar al contenido

Por qué se me seca el pelo

Si bien semeja que la pesadilla siempre y en todo momento fué la de tener el pelo rizado o graso, el día de hoy nos semeja oportuno, queridas amigas, dedicar este espacio a eso que les tenéis que combatir con otra quimera: ¡el pelo seco! ¿A qué te refieres con pelo seco? Podríamos decir que el pelo opaco, sin brillo y con brillo se considera «seco», gracias a un desequilibrio en la producción de sebo, una substancia olegiaginosa que genera naturalmente la piel para cuidarla y sostenerla flexible y también hidratada, y que en un caso así pierde su función protectora favoreciendo la irritación, el picor y las puntas abiertas.

El sol, el viento, el agua del mar y la piscina son los primordiales agentes externos causantes de este inconveniente. Una combinación que desgasta el pelo y le hace perder su elasticidad.

ANTES DEL LAVADO DE LA PIEL

Otros tratamientos realmente útiles son los que se efectúan antes del lavado del pelo, como la app de máscaras a lo largo de media hora o toda la noche como un auténtico régimen reparador.

Una recomendación que marcha realmente bien proviene del aceite de Monoi de Tahití, tal como del aceite de Argán.

Lavarte el pelo en el momento en que verdaderamente lo precisas

En ocasiones te lo lavas por inercia (pues te metes en la ducha para lavarte el cuerpo y gozarlo), no pues esté muy sucio. Una aceptable opción para extender el tiempo entre lavados y dejar el pelo especial es emplear un champú en seco.

Una dieta equívoca

La dieta tiene una enorme predominación en la salud de tu piel. Sostener una mala nutrición podría ser el culpable de tu pelaje seco.

Es esencial sostener un estado de relajación y reposar las horas primordiales en todo el día, puesto que esto repercute en la salud de tu pelo.

¿Se tiene la posibilidad de tener el cuero cabelludo grosso y el fur seco?

«Naturalmente que sí», afirma un especialista. El cuero cabelludo todavía es piel, “con lo que tiene glándulas pilosebáceas como las que están presentes en la cara y, si disponemos grasa del cuero cabelludo, esta es la causa de que haya glándulas pilosebáceas que generan un exceso de sebo.

Esta es una función fisiológica natural y su función es resguardar la piel de las agresiones ajenas, pero generarlas en mayor cantidad (así sea por irritación de los tejidos o por desarrollo anormal de algún microorganismo) asimismo crea inconvenientes, este exceso de sebo se adhiere a la fibra capilar y puede ofrecer fachada de mugre para absorber mucho más mugre.

Settings