Saltar al contenido

¿Cuántas veces al día debes cepillarte el cabello?

Los resultados positivos de cepillar el pelo

Opuestamente a eso que muchas personas piensa, cepillarse el pelo no estimula la caída del pelo. Si bien parezca una práctica algo trasnochada puesto que ellook casualllegó para quedarse, cepillarse el pelo es un hábito de hermosura muy bueno. DesdeBeauty Hair Barcelona te va a dar ciertos avisos para peinarte apropiadamente.

NADA EN EXCESO

¿Y que tan cierto esa creencia de que debemos cepillarlo cien ocasiones antes de reposar? Ya que del tricólogo inglés Philip Kingsley, popular como «el gurú del pelo», aquí tienes un caso de muestra: «Piensa qué ocurriría si cosieras tu jersey preferido cien ocasiones cada día». Lo mismo pasa con tu pelo: «El cepillado elevado puede crear problemas como pelo roto, puntas abiertas y cuero cabelludo irritado». Lo idóneo es cepillar de forma delicada entre cinco y seis ocasiones a la semana.

Tras preguntar nuestras fuentes, todas y cada una coinciden en que los cepillos de cerdas naturales son los mucho más correctos (solo charlamos de cepillar, no de cepillar ni cepillar); y en medio de estos, los de piel de jabalí son los más destacados. Absorben el exceso de grasa y distribuyen los aceites naturales por todo el pelo, aportándole un brillo natural. Asimismo masajean el pelo de cuero. Terminantemente no se aconsejan los de plástico. Sal del pelaje y genera electricidad estática. ¿Perdida de metal? Olvídalos, son muchos rudos. En la situacion de pelos muy rizados que se cepillan con un cepillo de dientes ancho, la opción de plástico es la madera o mejor aún el bambú.

¿De qué manera cepillar el pelo?

Sosten el pelaje largo, corto, liso, ondulado o rizado, hay una forma que los especialistas coinciden en cepillar el pelaje.

  • Siempre y en todo momento en seco. En mojado no se coge con cepilla (valga la redundancia) por el hecho de que el pelo se rompe mucho más de forma fácil. Por el hecho de que eso el pelo mojado se dolía a sí mismo, con mal.
  • Hazlo de abajo hacia arriba: o sea, comienza por las puntas, delicadamente,eludiendo los tirones, y vete subtilendo.
  • Según ciertos especialistas, parten del dentro (o de la nuca) hacia afuera, mechón a mechón.
  • ¿Cuántas pasadas hay que ofrecer? Bueno, no hay un número exacto. Lo idóneo es que cepilles primero para desembrollar y después dejar el pelo bien despejado de impurezas mientras que recobra al límite su brillo.

No solo hay que sostener nuestro pelo desenredado y peinado, asimismo para nuestro pelo de cuero, de enorme abandono. Cada día el pelo amontona exceso de grasa y restos de mugre y modelos que se adhieren a la cutícula. En el momento en que lo cepillamos, acabamos con ellos, al tiempo estimulamos la circulación sanguínea en nuestro pelo y potenciamos la luz de nuestra melena.

Settings