Saltar al contenido

Cuál es la mejor hora para lavarse la cara

La mascarilla a utilizar es dependiente del género de piel. Hay máscaras para pieles secas, que poseen aceites saludables como el de oliva, karité o aguacate que previenen la sequedad y la descamación. Pero si tu piel es mezclada o grasa, lo destacado es usar máscaras con gránulos exfoliantes que absorben la grasa y sostienen la cara mate y sin brillos.

Para pieles maduras es preferible usar máscaras antiedad, puesto que aparte de humectar la piel, asisten a impedir la aparición de arrugas y retrasan el envejecimiento.

¿Qué género de miel emplear?

Siempre y en todo momento adquiera miel cruda, NO PASTEURIZADA, NO FILTRADA, NO CALENTADA. Tanto para comer para la piel. Aparte de ser enormemente procesada, la miel usual es un producto «fallecido». Y, por ende, no tiene las enzimas y probióticos ventajosos, aparte de sus características contra las bacterias.

Recuerda asimismo que la temperatura media de una colmena es de 35 ºC. Es por consiguiente la temperatura perfecto para que no pierda sus características. En consecuencia, intente no calentar la miel para emplearla. A fin de que consigas gozar de sus provecho.

Empleo del limpiador inapropiado

Las fabricantes siempre y en todo momento proponen múltiples ediciones del mismo producto para diversos tipos de piel. Pero frecuentemente adquirimos los equivocados, sencillamente pues no entendemos al 100 por ciento lo que precisa nuestra piel.

Todos y cada uno de los limpiadores están elaborados con una pluralidad de elementos; ciertos de ellos activos y otros no. Estos elementos determinan el género de piel para el que es conveniente el limpiador.

¡Protege tu piel facial con Eden Agua!

Si te cuestiones de qué forma cerciorarte de que el agua que vas a utilizar para lavarte la cara esté a 30°C, disponemos la solución.

Eden Pure no solo dispensa agua pura sin límites para tu consumo, sino asimismo puedes emplearla para adecentar tu rostro. Merced a su pantalla táctil, puedes desarrollar la temperatura a tu conveniencia, para tener agua fría, ardiente y puntual en todo instante.

¿Qué necesito?

  • Medio pepino
  • 1 cucharada de miel (25 g)
  • 1 cucharada chica de aceite de oliva (4 g)
  • Mondar y recortar el pepino en rodajas pequeñas, entonces ponerlo en la licuadora con la cucharada de miel y la cucharada chica de aceite de oliva. Mezcla hasta conseguir una pasta homogénea, que entonces tienes que dejar en el frigorífico a lo largo de diez minutos.
Settings