Saltar al contenido

Cuál es la manera correcta de lavarse la cara

Consejos para lavarse bien la cara y eludir los puntos negros

Lavarse la cara es algo que llevas realizando prácticamente desde el momento en que naciste y probablemente siempre y en todo momento lo hayas hecho de esta manera: enjabonar, enjuagar y reitera el desarrollo unos cuantos ocasiones cada día, ¿no? Suena como algo verdaderamente simple y automático, pero no es así. Existen algunos fallos que indudablemente cometes que tienen la posibilidad de ser la causa de que tu piel no se vea totalmente brillante. ¡Pero deja de preocuparte! Te vamos a enseñar qué llevar a cabo para lavarte la cara apropiadamente y de este modo eludir la aparición de granos, puntos negros y espinillas no deseadas. Estos son los diez fallos que cometes todos y cada uno de los días al lavarte la cara, ¡bastante precaución!

Emplea un lavado facial conveniente para tu género de piel

Impide emplear modelos como jabón en barra (salvo que esté elaborado particularmente como lavado facial) y algún otro producto que altere el pH natural de la piel.

En el momento de escoger el limpiador facial conveniente, hazlo sabiendo tu género de piel. Si tienes la piel grasa, la opción mejor es un gel espumoso, solo cerciórate de que no te reseque la piel. Si tienes la piel seca, escoge un limpiador facial en formato cremoso o lechoso, puesto que tienen la capacidad de remover los restos de la piel acatando al límite la barrera cutánea.

La relevancia del lavado vaginal

No entender precisamente de qué forma efectuar el lavado vaginal puede conducir a una deficiencia o exceso que perjudique las partes íntimas del cuerpo de la mujer.

Si bien ser realmente higiénico puede considerarse bueno, en la situacion de la vagina sucede todo lo opuesto.

Esta región vaginal es increíblemente sensible y necesita varios cuidados. La perturbación hormonal, el exceso de humedad y una mala higiene íntima tienen la posibilidad de modificar la flora vaginal, tan sensible a cualquier cambio, hasta el punto de ocasionar distintas infecciones.

Preparación

  • Mondar y recortar el pepino en rodajas pequeñas, entonces ponerlo en la licuadora con la cucharada de miel y la cucharada chica de aceite de oliva. Mezcla hasta conseguir una pasta homogénea, que entonces tienes que dejar en el frigorífico a lo largo de diez minutos.
  • Pasado este tiempo, aplica esta crema sobre tu piel y deja accionar 15 minutos. Entonces sacar con agua fría.
Settings