Saltar al contenido

¿Cómo sé si mi piel necesita hidratación o nutrición?

En el momento en que adquirimos nuestro shampoo y acondicionador, la primera cosa que apreciamos es el artículo que afirma que es para alimentar o humectar el pelo. ¿Pero qué es lo que significa eso? ¿Quál de los 2 es el que precisa nuestro pelo? Para determinar cuál es requisito, primero debemos detectar el daño que tiene dentro.

Nuestros expertos aconsejan que en el momento en que tu pelo este comunmente seco, no haya sido teñido, disponemos un desarrollo químico, va a bastar con humectarlo, ya que solo precisa humectación, con lo que humidificar tu pelo es lo que hay correcto en un caso así.

En el momento en que el pelo precisa hidratación

«Mencionamos que una melena precisa hidratación en el momento en que, para entender, tiene sed», arguye Sanguino. Y de esta forma lo enseña:

El pelo es higroscópico, lo que quiere decir que absorbe la humedad del aire en condiciones húmedas y pierde agua en entornos secos. En consecuencia, el propósito de la hidratación del pelo es retener el agua perdida en el pelo, proporcionándole una humedad natural que le devuelva el movimiento y la elasticidad.

Alimentar del pelo

Para alimentar el pelo es requisito volver a poner los nutrientes grasos o lipídicos del pelo.

Si tu pelo está muy retorcido, con exceso de volumen y peso y inclinación a las puntas dañadas, es realmente posible que precises nutrición.

Hay un test para comprender si te falta hidratación o proteína

Coge un mechón de pelo o te puede quedar un pelo solamente (puede estar húmedo o seco) tienes que estirarlo un tanto si regresa a rizarse como se encontraba inicialmente sin mameluco significa que tiene une cómputo en hidratación comme en proteína, prosigue igual con los modelos qu’emplea.

Si en el momento en que arrancas un mechón, se estira bastante y en el final se rompe pues hay proteínas, es pues tiene mucha hidratación al pasar por el pelo, tiene un textura muy elegante y frágil.

Elementos

  • 1 cucharada chica de levadura de cerveza.
  • 2 hojas de aloe vera.
  • 1 cucharada chica de aceite de oliva.
  • El paso inicial es obtener el gel de las hojas de aloe vera y entremezclarlo con levadura de cerveza y aceite hasta conseguir una rigidez mantecosa.
  • Entonces tienes que utilizar la mezcla sobre el pelo y cuero cabelludo con suaves masajes.
  • El próximo paso es ponerte una gorra (preferentemente térmica) y dejar accionar a lo largo de 30 minutos.
  • Finalmente, tienes que retirarlo con agua no muy caliente y, si lo quieres, usar un acondicionador.
Settings