Saltar al contenido

Cómo producir colágeno después de los 40

El colágeno es la proteína estructural mucho más abundante en el cuerpo, formando mucho más del 25% de la proteína corporal total. Su primordial función es ofrecer fuerza, composición y soporte a todos y cada uno de los tejidos y órganos en los que está presente. A fin de que nos hagamos un concepto de su relevancia, forma cerca del 80% de los ligamentos, el 74% de la piel, el 64% de la córnea, el 50% del cartílago, el 23% del hueso cortical, el 12-24% de las arterias, diez% pulmón y 4% hígado.1

El colágeno es sintetizado por las células del tejido conjuntivo (fibroblastos) y es expulsado al espacio extracelular. Transcurrido el tiempo, la producción endógena de colágeno reduce tanto en cantidad como en calidad, dando como resultado una red de colágeno mucho más desequilibrado y rompible, los huesos se desgastan, se generan dolores articulares por pérdida de cartílago, la piel pierde solidez y flexibilidad ocasionando la aparición de arrugas, etcétera. Se calcula que desde los 45 años se hace más rápido la pérdida de colágeno hasta llegar al 35% de pérdida desde los 60 años.

¿Qué es el colágeno?

Como afirmábamos antes, el colágeno es una proteína. Esta proteína es secretada por los fibroblastos. Es el primordial ingrediente de la piel y los huesos. Del total en nuestro cuerpo, representa cerca del 30% de la proteína total. El colágeno tiene 2 funcionalidades primordiales, proveer solidez y flexibilidad. Estas funcionalidades se aplican a nuestra piel, huesos, ligamentos, tendones, cartílagos, articulaciones, pelo y uñas.

Existen varios causantes externos, aparte del nuestro, que afectan a su producción. Desde los 25 años, nuestra producción de colágeno empieza a reducir. En torno a los 40 años su disminución en la producción incrementa sensiblemente, logrando llegar a perder hasta un 1% del colágeno de nuestro cuerpo de año en año.

¿Qué es el colágeno?

El colágeno es la proteína que se encuentra en todas y cada una de las construcciones fundamentales del cuerpo humano: huesos, ligamentos, tendones y músculos. Por consiguiente, al estar compuesto por fibras, contribuye solidez a los tejidos conjuntivos (singularmente a la piel), siendo escencial para su flexibilidad.

Como proteína, el colágeno es quien se encarga de hacer mas fuerte el tejido conectivo para sostener la composición corporal. Es primordial para la piel, en tanto que se hace cargo de nutrirla, sostener el volumen y dar flexibilidad.

¿Tomar colágeno engorda?

No, la propuesta de que el colágeno engorda no es alguna. En verdad, varios estudios afirman que esta proteína tiene bastantes provecho para el organismo. Además de esto, transcurrido el tiempo, debemos combinarlo con otros compuestos para conseguir mejores desenlaces. No obstante, se creó una malísima reputación sobre esto, diciendo, por servirnos de un ejemplo, que el colágeno con vitamina C engorda, o que afectará al organismo transcurrido el tiempo.

De esta manera, ningún complemento alimenticio a partir de colágeno engorda. No hay una base sólida para garantizar que el colágeno engorda. Por contra, tenemos la posibilidad de enseñarte de qué forma el colágeno te contribuye a perder ciertos kilogramos de sobra.

Causantes que aceleran la pérdida de colágeno

  • La exposición al sol, el tabaquismo, los agentes contaminantes, algunos tóxicos, el agobio y el ejercicio elevado incrementan la producción de radicales libres que destrozan el colágeno que existe. De este modo lo asegura esta investigación de la Facultad de Granada.
  • La carencia de producción hormonal que se genera a lo largo de la menopausia y el envejecimiento reduce su producción.
  • Problemas médicos con tratamientos que previenen la absorción de vitaminas y minerales.

No obstante, en el momento en que llega el instante de su producción, no todo está perdido. Ciertos alimentos son ricos en esta proteína y nos asistirán a volver a poner el colágeno en el organismo.

Settings