Saltar al contenido

Cómo limpiarse la cara si no tengo jabón

Consejos para lavarse bien la cara y eludir los puntos negros

Lavarse la cara es algo que llevas realizando prácticamente desde el momento en que naciste y probablemente siempre y en todo momento lo hayas hecho del mismo modo: enjabonar, enjuagar y reitera el desarrollo unos cuantos ocasiones cada día, ¿no? Suena como algo verdaderamente simple y automático, pero no es así. Existen algunos fallos que indudablemente cometes que tienen la posibilidad de ser la causa de que tu piel no se vea totalmente brillante. ¡Pero despreocúpate! Te vamos a enseñar qué realizar para lavarte la cara adecuadamente y de este modo eludir la aparición de granos, puntos negros y espinillas no deseadas. Estos son los diez fallos que cometes todos y cada uno de los días al lavarte la cara, ¡bastante precaución!

CONSEJOS DE USO DEL LIMPIADOR FACIAL EN POLVO

La limpieza facial en polvo se puede realizar una vez por semana si tienes la piel mezclada o grasa, y si tienes la piel seca o sensible lo destacado es llevarlo a cabo de esta forma limpieza cada diez o 15 días.

Para efectuar una limpieza facial, pone una pequeña cantidad en tu mano y añade una medida pequeña de agua, infusión o hidrosol y crea una pasta, coloca una pequeña cantidad en tus dedos y limpia tu rostro con círculos concéntricos. Enjuague y seque.

¿Qué puedo emplear para lavarme la cara?

El tradicional limpiador que sostuvo a Cleopatra tan bella. El ácido láctico marcha para remover las células fallecidas de la piel, al paso que las proteínas y grasas de la leche hidratan y rellenan las líneas, con lo que es preferible emplear leche entera, no sin grasa.

Mascarilla despacio y revitalizante

  • Medio pepino
  • 1 cucharada de miel (25 g)
  • 1 cucharada chica de aceite de oliva (4 g )
  • Mondar y recortar el pepino en rodajas pequeñas, entonces ponerlo en la licuadora con la cucharada de miel y la cucharada chica de aceite de oliva. Mezcla hasta conseguir una pasta homogénea, que entonces tienes que dejar en el frigorífico a lo largo de diez minutos.

¿Qué rutina de limpieza debo proseguir?

Opuestamente a eso que se logre meditar, cuanto mucho más se lave la cara con modelos violentos, mucho más sebo generará la piel para reponerlo. Por consiguiente, es esencial ser incesante y tener una rutina de limpieza balanceada. ¡Se tolerante! De esta manera sostendrás tu piel bajo control y evitarás la aparición del inquietante acné.

Primero, lávate la cara un par de veces cada día con agua no muy caliente. Una limpieza por la mañana y otra durante la noche alcanzan para remover restos de maquillaje, impurezas y mugre del ámbito, tal como la grasa que producimos en todo el día.

Settings