Saltar al contenido

Cómo hidratar la piel rápidamente

Es primordial sostener la hidratación de la piel todos los días. Un paso indispensable para no perder la flexibilidad y iluminación de la piel.

Varios de nuestros clientes del servicio nos preguntan ¿de qué forma puedo humectar la piel sin la necesidad de utilizar varios modelos?

¿De qué manera humectar la piel de forma rápida de manera natural?

La piel seca tiende a ser consecuencia de la carencia de humedad en el ámbito o de una excesiva exposición del sol. La sequedad asimismo puede ser el efecto secundario de determinados fármacos o de una patología como el lupus. La piel seca puede ser sensible, escamosa, roja y también irritada.

Existen varios trucos para humectar la piel de manera rápida y natural. El paso inicial es detectar la causa de la sequedad. Si el inconveniente está en el ámbito, se tienen la posibilidad de emplear humidificadores o máscaras de arcilla para empapar el aire. Si la sequedad es el resultado de la exposición al sol, hay que utilizar una crema humectante con filtro del sol tras la exposición al sol.

¿Qué perjudica la hidratación de la piel?

La piel crea su barrera de agua, aceites y otros causantes naturales de hidratación. En el momento en que te bañas y empleas agua y jabón, eliminas la mugre, la grasa y asimismo esa barrera natural.

Si lo haces con mucha continuidad, la piel no posee tiempo de reconstruir su protección y el resultado es una piel muy seca, que aun puede empezar a producir mucho más sebo para compensar y ocasionar brotes. ‘acné.

3- No olvides exfoliar tu piel

Emplea un exfoliante corporal despacio y no lo emplees todos los días, una vez cada 1-2 semanas va a ser bastante para remover las células fallecidas de la piel y déjala respirar

No hay nada superior que dejar que tu piel se seque de manera natural, o con algo de presión con una toalla. Si tienes la piel seca y frotas bastante con la toalla, puedes irritarla y sacarle una gran parte de su humedad natural.

Modo de app

  • Con agua ardiente, humecta tu rostro.
  • Ahora, arroja el aceite de almendras y frótalo en tus manos.
  • Acerca tus manos a tu rostro y masajéalo con movimientos circulares.
  • Haz estos movimientos a lo largo de unos minutos, entonces sumerge la toalla en agua ardiente.
  • Escurre bien la toalla y colócala en tu cara, de forma cuidadosa de no quemarte. Déjalo hasta el momento en que alcance la temperatura ámbito.
  • Finalmente, limpia la cara con la toallita y reitera el trámite 3 ocasiones a la semana.

Asimismo te puede atraer: 8 provecho de integrar iogur en tu dieta

Settings