Saltar al contenido

Cómo hacer una crema exfoliante para la cara

Un enorme porcentaje de la población tiene la piel grasa con puntos negros y gasta enormes proporciones de dinero comprando cremas y lociones exfoliantes para mitigar este inconveniente.

Crema Exfoliante Facial

En el momento de exfoliar nos brotan muchas inquietudes: cuándo llevarlo a cabo, con qué continuidad, para qué exactamente género de piel es conveniente. .., el día de hoy intentaremos resolverlos todos.

La exfoliación es un desarrollo natural de la piel a través de el que las células de la piel se renuevan. Las células fallecidas son expulsadas para ofrecer rincón a novedosas células. La crema exfoliante facial contribuye a este desarrollo a remover todas y cada una de las células viejas y dejar espacio para las novedosas. Este desarrollo es mucho más profundo y eficiente para remover la mugre de la piel que nuestro jabón, con lo que debemos comprender de qué manera utilizarlo en nuestra piel. La oportunidad de realizar tu crema exfoliante para la cara te ofrece la seguridad de llevarlo a cabo según las pretensiones de tu piel.

¿De qué manera se aplican los exfoliantes?

Los exfoliantes se aplican con un masaje circular superficial para alentar la circulación en la piel de la región escogida, lo que va a ayudar a remover las células fallecidas y adecentar los poros contaminados. Si vas a exfoliar todo el cuerpo, es conveniente comenzar por las extremidades y trabajar hacia el corazón para beneficiar la circulación. Al terminar el masaje, sacar los modelos con abundante agua no muy caliente.

Tras este desarrollo, la piel queda receptiva a los tratamientos siguientes, con lo que se aconseja hidratarla con algún producto. Además de esto, ya que se ha eliminado una pequeña cubierta de células de la piel, tienes que ponerte asegurador del sol y resguardarte de la exposición del sol para no ensuciar tu piel.

Exfoliante de plátano casero

Si has comprado plátanos y están bastante maduros, puedes emplearlos para elaborar máscaras exfoliantes. ¡No merece la pena comerlos! Esta exquisita fruta tiene la propiedad de alimentar la piel, pero asimismo de suavizarla y también iluminarla merced a su rigidez pastosa.

La preparación de este exfoliante es realmente simple. Solo prosigue estos pasos:

Azúcar

  • 1 taza de azúcar moreno
  • 1/2 taza de aceite de oliva
  • 1 cucharada sopera de vainilla
  • )

  1. Mezcla todos y cada uno de los elementos hasta el momento en que estén bien combinados.
  2. Dejar accionar diez minutos.
  3. Enjuague.
Settings