Saltar al contenido

Cómo guardar la sábila para que no se dañe

¡El aloe vera o aloe vera se puede guardar a lo largo de días, semanas, meses o aun años! sus hojas y su gel. O sea muy favorable gracias a sus características medicinales y cosméticas. Prosigue leyendo y aprende a guardar tu aloe vera. planta. Por planta madura, hablamos a una planta que tiene por lo menos un par de años. En este momento sí, pasito a pasito:

  1. Desinfecta las herramientas: Antes de efectuar un corte en tu planta, cerciórate de que las herramientas (cutter, cuchillo o tijera) estén desinfectadas. De esta manera evitarás probables contaminaciones y inconvenientes.
  2. Escoja el papel a recortar: Le aconsejamos que escoja una hoja exterior sustanciosa. Estas hojas son mucho más maduras y por norma general tienen mucho más características. Además de esto, asegúrese de seleccionar hojas firmes y saludables sin signos de plagas u hongos.
  3. Recortar el papel: La mayor proporción de nutrientes está cerca de la base de la planta. Por ende, es preferible recortar lo mucho más cerca viable de la base.
  4. Lava el tallo: Es posible que las hojas de tu Aloe contengan sustrato y es preferible limpiarlo antes de utilizarlo. Solo enjuágalo con una medida pequeña de agua.
  5. Dividir el “látex”: Inmediatamente después de recortar el tallo (hoja de Aloe) ponerlo en un envase en situación vertical a lo largo de una hora. El corte ha de ser en la parte mucho más baja, apreciarás que sale un líquido amarillo, este es el «látex» y en relación para qué exactamente desees emplear tu Aloe, puedes guardarlo o tirarlo.
  6. Dividir el vaso: Esta es la parte que nos importa y que iremos a emplear.

De qué forma utilizar

Para todos y cada uno de los usos que menté previamente, coloque el gel de manera directa sobre la piel o el cuero cabelludo y déjelo accionar hasta su total absorción.

Antes de empezar

Guardar en un espacio fresco y seco

En la mayoría de los casos, siempre y en todo momento es bueno Guarde el gel de aloe vera comprado en la tienda en un espacio fresco y seco y fuera de la luz del sol directa. Cualquier sitio de su despensa o en un cajón de su cocina sería un espacio idóneo para almacenar su gel de aloe vera comprado en la tienda.

Sencillamente ponga el gel en su envase original en el sitio escogido, y va a estar listo para almacenarlo. Sostener siempre y en todo momento el envase bien cerrado tras cada empleo para eludir la entrada de aire o agua.

Consejos

  • Optimización los efectos de la congelación y su conservación agregando unas gotas de jugo de limón en todos y cada hueco de la cubitera.
  • Asimismo puedes añadir una cápsula de vitamina Y también a la pulpa, especialmente si tienes planeado aplicarla para tratar la piel, el pelo o las uñas.

Revela: ¿Conoces los resultados positivos de congelar el gel de aloe vera? ¡Descúbrelos!

Settings