Saltar al contenido

Cómo darle vida a tu cara

Un color que no es únicamente una inclinación de tendencia, sino en este momento lo puedes llevar en tu pelo y transformarlo en tu mejor complemento.

Protección del sol

Debe emplearse todos los días, verano y también invierno, no solo en el momento en que vas a la playa. Emplea un producto con un aspecto de protección prominente y una textura que te resulte cómoda y se ajuste a tu estilo de vida, a fin de que no te cueste integrarlo en tu rutina día tras día y aplicarlo de manera asidua.

El sol perjudica tu piel de manera permanente y puede ocasionar máculas, quemaduras, rápido declive de la edad. Además de esto, incrementa el peligro de cáncer de piel, con lo que saltarse este paso no es una alternativa: tu salud está en juego

Tónico de cola de caballo

En vez de manzanilla, puedes emplear cola de caballo para elaborar un Bebida tónica refrescante. La cola de caballo tiene dentro silicio, elemento que se ha relacionado con la renovación del colágeno de la piel.

Lee: Entrevista a Rocío Gil Redondo, precaución de la piel y las últimas técnicas de anti-envejecimiento

Mascarilla antioxidante de cacao

Es una mascarilla capaz para toda clase de pieles. El chocolate es un increíble antioxidante que te va a ayudar a sostener tu rostro joven y saludable por mucho más tiempo. En un bol, coloca una cucharada de cacao puro en polvo sin azúcar, una cucharada de aceite de oliva virgen plus y algo de tu crema de día/noche frecuente. Prolongar bien la mezcla sobre la cara y dejar accionar a lo largo de 15 minutos. El resultado es una piel fría y radiante.

La naturaleza nos da excelentes frutos con esenciales características que hidratan. Uno es el plátano. Triture múltiples plátanos y coloque en la cara y el cuello. Deja accionar la mezcla a lo largo de unos minutos. Asimismo puedes llevar a cabo una mascarilla casera con mango, papaya, youghourt o leche de almendras. Tu piel te lo agradecerá.

¿Por dónde comenzar?

Si piensas realizar una crema para la cara, utiliza media taza de arroz, pero si deseas aplicarlo en tu pelo, una taza o mucho más (en dependencia de la longitud y el espesor de tu pelo) es especial .

En el momento en que sepas cuánto utilizar, llévalo a un envase y colocale el doble de agua. Lava el arroz y escurre el agua pero no la tires, puedes reservarla y emplearla como tónico facial, puesto que tiene dentro muchas vitaminas.

Settings