Saltar al contenido

Cómo blanquear el esmalte de los dientes

No obstante, si bien la mayor parte de los remedios naturales no son aconsejables para blanquear los dientes, se tienen la posibilidad de efectuar métodos en el hogar para conseguir el blanqueamiento dental, siempre y en todo momento supervisados ​​por un profesional. Para esto se usan férulas fabricadas a medida del tolerante donde se introduce el producto blanqueador mediante jeringuillas. El tolerante debe llevar las férulas un mínimo de 5 horas cada día en el transcurso de un mes. Veámoslo punto por punto.

Paso 1: asiste a tu clínica dental de seguridad

Qué establece el tono de los dientes

El tono de un diente sano es blanco con tonos amarillentos o grisáceos y es dependiente de 2 partes escenciales:

• El esmalte, la área exterior que cubre el diente. Es traslúcido, blanco o azulado. • Dentina, un tejido intermedio que representa la mayoría del diente. Es opaco y de color amarillento.

Blanqueamiento dental LED

El blanqueamiento dental LED se encuentra dentro de los tratamientos de blanqueamiento mucho más efectivos. En nuestra clínica dental de La capital de españa, una vez efectuado el examen, limpieza y pulimentado, aplicamos un gel (siempre y en todo momento de la mejor calidad del mercado) con concentraciones de producto blanqueador superiores a los modelos empleados para efectuar el régimen de blanqueamiento en el hogar. Entonces activamos este producto con LUZ LED y efectuamos las sesiones (1 o 2 por norma general) indicadas por el dentista para conseguir los más destacados desenlaces probables.

Si piensas en hacerte un blanqueamiento dental en el hogar, lo destacado es buscar opciones que estén realmente clínicamente probadas y que no dañen tu esmalte. En nuestra clínica dental ubicada en el céntrico vecindario de Argüelles, en La capital española, tomamos ciertas medidas con las que nuestros laboratorios de seguridad fabrican cubetas de blanqueamiento personalizadas para cada tolerante. Estas férulas se le dan al tolerante que va a efectuar el blanqueamiento dental con jeringuillas que poseen el gel blanqueador dental (que tiene dentro una concentración de producto blanqueador inferior a la de empleo clínico), y es nuestro tolerante quien se la aplica. residencia siguiendo las advertencias de uno de nuestros dentistas y/o higienistas bucales.

Oil Pulling

Esta es la manera de terapia oral famosa como extracción de aceite. Este desarrollo fácil usa aceite para «sacar» las bacterias de la boca. Para llevar a cabo esto, haz buches con una cucharada de aceite de coco o de oliva en tu boca a lo largo de cinco a 20 minutos cada día, ¡pero no te lo tragues! Es simple incorporarlo a su rutina matinal en el momento en que prepara café o sigue alerta de las novedades.

Una receta simple para blanquear los dientes es combinar una cucharada chica de bicarbonato de sodio con unas gotas de agua y después aplicarlo en el cepillo de dientes. El bicarbonato de sodio es efectivo para adecentar los dientes por el hecho de que es un abrasivo despacio que puede remover las máculas. Puedes emplearlo con pasta dentífrica o en vez de pasta dentífrica. ¡Pero ten precaución! Esto puede dañar el esmalte de sus dientes.

EL TABACO, EL GRAN ANTIBLANCO

El tabaco es otro enorme enemigo de una sonrisa blanca como el Ártico. Los dientes absorben de forma fácil la nicotina y el alquitrán del tabaco, lo que hace esta decoloración amarilla propia. Si bien la nicotina es incolora, su combinación con el oxígeno da rincón a este color amarillento.

La buena nueva es que eludiendo a los eternos contrincantes del esmalte nombrados previamente y siguiendo una secuencia de fáciles pautas, puedes blanquear tus dientes en el hogar sin dañar el esmalte.

Settings